Ojo por ojo (Luis Carvajal Belisario)

“El rehén suplicó por su vida hasta el delirio. Los secuestradores estaban enfurecidos, parecían poseídos por el fulano de las tinieblas. La ceguera de su rabia, los impulsó a propinarles mordiscos con toda la fuerza que sus mandíbulas le permitieron. La sangre y las lágrimas del prisionero se entremezclaban y goteaban sobre el piso mugriento de aquella guarida. A punta de navaja y con suma frialdad le amputaron las orejas. Entonces lo liberaron. El sujeto se arrastró por el camino de lodo, vejación que lastimaba aun más sus heridas; estaba más muerto que vivo. Los maleantes le gritaron, con la boca atiborrada de saliva: “¡Agradece a Dios que a falta de rabo no te cortamos el culo!”…Así se consumó la venganza de los  pitbulls contra el criador de perros.”

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario