Otro día más (Joan María Corrons López)

Giraba y giraba la secadora mientras en el reflejo del cristal observó cómo su mundo daba vueltas al compás de los calcetines. Gira y gira el tambor, mientras él siente como mengua su fervor; y al igual que en la secadora, ve su vida evaporar cualquier gota de pasión que aún queda en su interior. Negro reflejo de su cara, triste y mustia en la mirada, contempla como en el molino atrapada ya no tendrá nunca la vida soñada. ¡Clic! Suena en la tapa, ya está lista la colada. Recoge todo dentro del cubo y se dispone a encaminar sus pasos hacia el mundo. Pero algo le detiene, se gira y en el cristal ve reflejada su mirada una vez más.
“¿Y si dejo todo? –se pone a pensar-. ¿Y si camino sin parar dejando que mis pasos me guíen hasta los confines, dónde algún día, quizás, podré vislumbrar lo que mi alma tanto ansía recuperar?”
Pero suena una voz a su lado, que le saca del embriagador estado:
-Discúlpeme señor, tengo que poner mi ropa en la secadora. ¿Podría apartarse?
La mirada en el cristal desaparece y se encuentra otra vez, caminando hacia al mundo con el cubo, la colada limpia, y los calcetines del revés.
-Otro día más –susurra-.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario