Pacto con el diablo (David)

Dicen que el diablo está en los detalles. Pero no es verdad. Son ellos. Venden su alma sin saber lo que piden a cambio. Suelen ser tonterías. Dinero. Poder. Belleza. Cosas poderosas, sin duda, pero vacías. ¿Es mi culpa que cuando llegue el día de pagar, decidan que a fin de cuentas, no era tan buen trato?
Es tan típico del ser humano… echar la culpa al ángel negro cuando son ellos los que deciden vender su alma podrida y corrupta.
Sin su consentimiento, yo no puedo llevarme nada.Nada. Pero ellos aceptan. Siempre aceptan.¿Y es MI culpa?
Ahora ella llora, por supuesto. Dice que soy un mentiroso. Que no he cumplido mi parte del trato. Pero yo SIEMPRE cumplo mi parte del trato. Es ella la que no supo qué pedir. ¿Qué clase de idiota pide como deseo, litarlamente “que me quiera tanto que no pueda soportarlo”?. El pobre chico cumplió su deseo, sólo que no como ella quería.
Se suicidó.
Yo ni siquiera lo habría imaginado y desde luego que no fui yo quien le hizo saltar por la ventana. Pero tenía lógica. Si la quería tanto que no podía soportarlo, el pobre hombre querría poner fin a su sufrimiento ¿verdad? ¿por qué iba a ser ahora mi culpa?
Cansado de todo, agarré su alma, y me marché.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario