Penicienta (Isabel)

Me desperté hecha una pordiosera. Apestaba a alcohol, tenía el maquillaje corrido, el pelo enmarañado, las medias rotas y mi vestido blanco (ahora BlancoOscuroCasiNegro) tenía la costura del hombro descosida y lamparones de cubata. Estaba tirada en un parque, ¿cerca de dónde? Encontré los zapatos de charol detrás de un banco, junto a una vomitona. Me disfracé de princesa para gustarle y comprendí que le van más las brujas. Nunca entenderé los cuentos de hadas, ¡están desactualizados! Y Penicienta se emborrachó en el baile porque era la única manera de atreverse a hablar con ¿el príncipe? Mala idea. En fin…

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario