Pigmalión (Félix Morales)

Fingía escribir. En el bar. Delante de un café. Vestido de escritor. Con barba de escritor. Con pose de escritor.
Pero sólo trazaba letras en fila, una tras otra, distintas unas veces; otras, la misma. Mientras ensoñaba que una chica que siempre lo miraba se enamoraba del escritor que él no era. Esa chica que, por las noches, emulando su gesto, le escribía versos geniales que nunca le parecían a la altura de aquel hombre y acababan retorciendo sus palabras en el fuego, palabras hechas con los mismos signos que él acumulaba caóticamente en el papel.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario