¿Qué pintaba el tigre? (Isabel María Almagro Morillas)

Sabía que este año sería diferente, que San Valentín y el Carnaval coincidiesen en el mismo fin de semana, no era buen augurio.
Llegar a la suite del hotel, encontrar a treinta personas disfrazadas, ebrias hasta más no poder y con boas de plumas de dos metros. Correr al baño, ver a mi prometido en la bañera con dos hombres desnudos y alguien disfrazado de tigre bajo el grifo bebiendo agua. A mi prometido solo le faltaba ponerse en pie y que un gran tatuaje en sus muslos me advirtiera: «Cariño, no es lo que parece».
La cama o lo que quedaba de ella, había sido tomada por dos ninfas de la primavera y un romano de Alicante; el trío se completó con un pirata de acento irlandés y leotardos. Alguien vestido de cura se acercó hasta mí y posó su santa cruz en mi cintura, invitándome a una confesión en privado; solo tuve tiempo de alcanzar la puerta y marcharme a toda prisa de aquella surrealista puesta en escena.
Tres meses después, me sigo preguntando quién sería el tigre…

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario