Poeta maldito (Elisa Day)

Desde la azotea vigila que al horizonte no le crezcan los enanos. Hay días en los que hay poca actividad, y las horas parecen retroceder más que otra cosa. Entonces se pone a pensar en la familia perdida, en los amigos que ya no están. Deletrea mentalmente la palabra sangre y, por algún capricho del subconsciente, se descubre de pronto recordando sus versos favoritos. Y añora tener calma para leer.
Esta tarde, durante un descanso, le ha pedido a su compañero papel y bolígrafo, y ha escrito un poema sobre las bondades de albergar esperanzas. Al acabarlo ha cogido el fusil, y se ha vuelto a la guerra.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario