Poner orden (Anabel Rodríguez Vázquez)

Su obsesión por el orden se había acentuado con los años y resultaba insoportable para una convivencia en armonía.
Todo debía estar ordenado por formas, colores o tamaños. Cualquier descuido al colocar un objeto fuera del lugar que tenía asignado era motivo de discusión.
Aquella mañana entré en la cocina y vi que el desayuno estaba sobre la mesa. Me sorprendió ver que no había un rigor excesivo en la colocación de las cosas,hasta que observé con detenimiento.De izquierda a derecha había, azúcar, café,leche, mantequilla, mermelada,tostadas y zumo.
Por orden alfabético!!
No toqué nada. Le dejé una nota y me fui.
TOYSA DA. NUA GOET ONAI
Cuando la ponga en orden,lo entenderá todo

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario