Por más que lo intento… no me sale (Asun López)

Me han dicho que es una chica genial, estupenda, que sólo hay que conocerla un poco para darse cuenta de lo fantástica que resulta. Pero por más que la miro no hay manera. Me lo han dicho varias personas: mi madre, mi padre, mi hermana… Y yo suelo hacer caso de lo que ellos me dicen. No tengo muchas amigas, la verdad es que no puedo llamar “amiga” realmente a nadie… y quizá sea por cosas como ésta. Por ser incapaz de ver lo bueno que tiene una simple chica que cae bien a todos. Debería ser un poco más comprensiva. Pero es que la miro y no me gusta lo que veo. No entiendo qué le encuentran. No me fío de ella. Se nota que oculta algo. Además es gorda, y a mí los gordos me dan repelús. Quizá su pose de “pobre gordita” le valga la ternura de los demás, pero a mí no me gusta. Ya está, decidido. No me gusta, así que no tengo por qué esforzarme en quererla. Puedo acercarme a ella, sí… pero lo único que quiero hacer es pegarle. Darle un buen mamporro en esa cara de cerda, para que sepa lo que es bueno.
No sé si me siento mejor o peor, pero al menos me he desahogado. Joder, me he hecho sangre en la mano. Mamá se va a poner hecha una furia. Era el espejo que me regaló la abuela…

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario