En primer grado (Miguel Ángel López Agras)

Se ajusta el nudo de la corbata, después de tantos años solo queda esperar. Se sienta en el sofá y enciende un cigarrillo que ilumina por un instante la habitación. Humo, oscuridad y silencio como escenario de un final anunciado. Escucha apenas el sonido de su respiración cansada como la aguja del tocadiscos rasgando el borde del vinilo.
No puede fallar, cierra los ojos y encuentra de nuevo aquella sonrisa irónica, los aires de superioridad, las humillaciones y el desprecio al que se había visto sometido durante toda su vida.
Odia su perfección, su mirada inquisitiva, la palabra precisa en la comisura de los labios ante cualquier situación, su falta de escrúpulos, el caminar seguro como el de quien pisotea las dudas en cada zancada.
El revólver le quema bajo la gabardina, solo unos segundos más, esta vez su obsesivo sentido de la puntualidad acabará con él.
Escucha un ligero ruido, se incorpora y lo persigue como una sombra hasta que sus ojos, acostumbrados ya a la oscuridad, pueden verlo claramente.
El disparo certero derrota al silencio como un lamento y hace añicos el espejo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario