Profecía (Agnamoac Laezz)

Estaban en «El Emocionario». Las únicas puertas por las que se podía salir conducían a un lugar desconocido, etiquetado por los residentes como «Raciocinio». Quién salía por ellas ya no volvía. Era tal el pánico, que aun viviendo bajo unas condiciones pésimas, nadie se atrevía a utilizarlas.
Se encendió el micrófono.
– “Culpa debe salir. De lo contrario habrá represalias”.
La adrenalina comenzó a borbotar por cada poro de su cuerpo. Era evidente que no iba a girar el pomo por cuenta propia. Sus compañeros lo instigaron verbalmente, aunque sabían que no serviría de nada. Lo empujaron hacia afuera con ahínco y cerraron la puerta de cristal. Pudieron ver como su cara de terror tornaba a pánico absoluto. Gritaba y seguía con la mirada un móvil. Sacó su pistola y disparó. Desde «El Emocionario» no se veía a la fuente de su espanto. Tan solo a Culpa, suplicando que lo dejaran pasar. El miedo en sus ojos era tal, que conmovió a los residentes de la zona protegida, quienes le abrieron la puerta un segundo, lo justo para que pudiera entrar y contarles qué les esperaba al otro lado.
El micrófono se encendió.
– “Acabas de matar a Inocencia”.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario