Profesor incomprendido

Son innúmeras las cuitas que conturban mi ánimo, nublan mi otrora preclara capacidad para el correcto discernimiento y sumen mi espíritu en el proceloso abismo de la desesperación, el desaliento y el desconsuelo. Referirlas todas, aún de manera somera, resultaría prolijo, por lo que no contemplo siquiera el realizar ante su señoría tan abstrusa como fútil exposición y, siendo sucinto, le hago saber de manera indubitable, que la irrevocable decisión de poner fin a mis atribulados días, que he tomado con anterioridad a la redacción de este mi postrer testimonio escrito, se debe fundamentalmente a la incomprensión que hallo entre mis discípulos, a los cuales, desde hace lustros intento inculcar, con nulos resultados, la importancia de expresarse con sencillez.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario