Reencarnación (Guillermo Godoy Severino)

Esa mañana no me llamó la atención ver temprano a mi mujer dando instrucciones al jardinero,que descargaba desde una camioneta su equipo de trabajo.
Simplemente imaginé que ese día cambiaría de lugar en el jardín varios arbustos y luego dedicaría el resto de su jornada a sembrar las semillas de unas plantas tropicales recién adquiridas, una de las pasiones de mi dueña.
Que aquella noche,coqueta y risueña, me esperó con un trago especial.
-Preámbulo-me dijo entonces- en tono seductor.
Luego me besó y suavemente me empujó hasta un sillón.
Y hasta allí dura mi memoria.
No tengo idea de cómo he despertado más tarde en este nuevo domicilio, sintiendo aún un dolor agudo, algo parecido a la clavada de una aguja calentada al rojo vivo que inunda la parte posterior de mi cabeza.
Y ahora,sumergido en un espacio indefinido de brumas sin tiempo, me adapto lentamente a esta ingrávida existencia.
Inframundo donde circula poderoso un rumor, que a coro repiten las expectantes legiones de habitantes de estas profundidades:
«¡Está cercano el día del juicio final!»
» ¡ Y podremos reencarnar ! »

Pretendo entonces ser un lobo.
Y luego ajustaré cuentas con mi viuda…y su jardinero

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario