Reencuentro (Elena Garralón)

Llevaba persiguiéndola varias semanas, sin atreverme a acercarme a ella. Contemplaba de lejos su graciosa silueta, y seguía sus pasos a través del reguero de suave perfume que dejaba tras de sí. Pero aquel día, observando su figura solitaria sentada en la cala, nuestra cala, abandoné toda prudencia y, con sigilo, deslicé mis pies sobre la arena hasta llegar a la roca donde se hallaba sentada. Contemplaba el mar distraída mientras por sus mejillas se deslizaban un par de lágrimas solitarias. Me senté a su lado, le rocé apenas la mano y mis dedos dibujaron una sonrisa en la comisura de sus labios. La besé con ternura, y el familiar escalofrío volvió a recorrer mi cuerpo entero. Noté que ella lo sentía también, su frágil figura se estremeció, de su boca se escapó un suave suspiro y a continuación una triste sonrisa. Por un instante todo volvió a ser como antes. Como cuando yo estaba vivo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario