Refugio (Giorgia Formoso)

Se alineó con el Universo. La vi a través del silencio de sus palabras, entre miradas proféticas y la unión sagradas de sus manos.

Viví todas sus batallas y su felicidad olía a café.

Hablamos de derechos humanos, de fronteras mortales, de banderas sin sentido, de lenguas olvidadas y de dialectos. Nos entendimos, entre velos y Occidente. Nos abrazamos desde lejos. No nos importó el prejuicio, no miramos atrás.

Luego, le cogió la mano a su hija y se marchó.

Y yo me volví a sentar, soñé con ella y la vi todos los días, hasta que su nombre se imprimió en mi mente.

Soy Refugio!

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario