Reproducibilidad (Luis Castillo Gutiérrez)

Un joven estudiante de ciencias naturales se ve terriblemente influenciado por un libro antiguo, al no poder convencerse de otra cosa, decidió cambiarse el nombre en honor al pasado documento.
El Químico Escéptico no cree en absolutamente nada que él mismo no pueda probar siguiendo el método científico, desperdició ridícula cantidad de tiempo redescubriendo los elementos y calculando el punto de ebullición de todas las sustancias comunes, esta curiosa práctica evidentemente le imposibilitaba realizar avance alguno, no obstante, le proporcionaba un gran orgullo.
Ignoto, en el epitafio que condecora la culminación de su corta vida se lee el único aporte válido que El Químico Escéptico heredó a sus colegas, el cual reza: “Duden de todo, salvo de los manuales de toxicología”.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario