Resignación final a la existencia (Jose Bullón)

Noventa y ocho días. Estoy en una silla, una bonita silla de madera. He dejado las gafas apoyadas sobre la mesa, sobre un par de revistas desfasadas, y se tornan así un sinfín de contornos en los que nunca había reparado. Hay lágrimas en cada átomo de cada sombra, las siento. Una batería de sentimientos caen oblicuamente por su fino dibujo.

Un libro flota en el agua, y yo he pedido ayuda, pero nadie vino y se ha ahogado.

Un gato sobre un fuego, pensé que moriría, pero le tendí mi mano y la cogió. Me hizo arañazos. Pero al verme se asustó y volvió de nuevo al fuego.

Las estrellas lloran y ahora no son capaces de desaparecer.

He vuelto, y las gafas que dejé sobre la mesa se han derretido. La oscuridad se ha ido, y ahora sólo hay luz, pero no tengo ojos, no sé… Tanta luz me abruma, me ataca, me aterra. Retorno a la silla, es más bonita. Allí, donde encuentro estrellas cuando oscuridad, donde bruma y luz se confunden.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario