Revivir (Mireia Diego Garcia)

Me transformé en otra persona o más bien, en otra cosa que nada tenía de humano pero que a su vez, seguía estando hecha de carne y hueso y de mil defectos y debilidades. No me lo pensé dos veces, no podía. Eché a correr -porque realmente era inocente- y sin darme cuenta

me evaporé.

Desperté en plena noche y en medio del desierto sin ataduras ni obstáculos, sin nada. Me encontraba desnuda, completamente desnuda. Tanto, que se podía ver mi interior como si solo fuese humo, como si solo fuese un recuerdo, como si estuviese a punto de desaparecer o de revivir.

Miré mis manos y vi como salía humo de ellas pero, no solo salía de ellas sino de todo mi cuerpo. ¿Estaba realmente renaciendo? ¿Me merecía una segunda oportunidad? Entonces, volví a ser yo.

Me encontraba sentada y sin poder mover un solo músculo de mi cuerpo levanté la mirada. En ese momento, lo tuve claro. De mis ojos empezaron a caer lágrimas al mismo tiempo que solté una carcajada y me tumbé.

Ese día me hice una promesa, no volvería a mentirme.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario