Río arriba (Javier Izcue Argandoña)

Tras desparasitarte, te baño en la poza de los alerces. Has enflaquecido porque bayas y brotes verdes, algunos gusanos y caracolas, y la carcasa podrida de un bisonte no pueden saciarte. El verano ha sido sofocante y la sequía te ha mantenido hambrienta e irritable.
Hostigada por nubes de mosquitos has perdido tanta sangre. En tu flanco la dentellada de un lobo gris aún aúlla cuando te subes a algún abeto buscando miel.
Cuando lleguen del océano los salmones y nos hartemos con sus huevas y su grasa te diré que me muero por ti, osa mía.
Mordiéndote la nuca te montaré mientras en el cielo boreal las estrellas alumbran alguno de los doce trabajos de Hércules, padre nuestro y padre de todos los grizzlies.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario