Romeo hates Julieta (Juan Jacobo Ocaña Haro)

Romeo se masturbaba desde los quince en el apetito de poseer a Julieta. Ella se dejaba querer levantando cada vez más la falda del deseo. Se casaron antes de acabar la universidad, revolcándose en el júbilo de haber ambos inventado el árbol del amor.
Les aparecieron poco a poco los primeros síntomas de palidez a las hojas. Aguantaron entre un bostezar aún en paños menores. Un trabajo que no salió bien en la marabunta de los impuestos a autónomos y Romeo se arruinó, olvidando a su vez al árbol a la sequía. Ella observaba embarazada de nueve meses mientras esquejaba en busca de nuevos árboles que plantar. Apareció un chico de la oficina de Julieta. Encantado, dijo el marido. Se queda a cenar. Claro, subrayó con la sonrisa de la inocencia.
Luego en Navidades se regalaron hachas mutuamente para cortar el árbol de su amor putrefacto. Romeo se hace pajas. Ella es equilibrista sobre un foso de fieros malentendidos y rencores telenovelescos.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

1 comentario

Deja un comentario