Rutina (Isabel Ferrer Galiana)

Cada día se levanta con resignación., se viste con tedio y desayuna sin ganas. Conduce sin prisa, aparca con cuidado y entra en la oficina arrastrando los pies.
Sus compañeros hacen descansos, toman café, fuman. Se había dejado el tabaco, muy caro, y la cafeína era demasiado para él. Así que permanecía sentado frente a la pantalla durante toda la jornada, a veces un poco más. Soportaba estoicamente los susurros a sus espaldas. Y cuando llegaba la hora, se levantaba y se iba con la misma apatía que al llegar.
Al llegar a su casa, se duchaba, cenaba cualquier tipo de comida precocinada frente a la tele, y daba de comer a su pez.
Por fin, se iba a la cama. Y antes de dormirse hacía un último esfuerzo por creer en la existencia de los fantasmas, por creer que ella seguía a su lado, aunque no pudiera verla.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario