El secreto (Elgar Utreras Solano)

El discípulo acercó su oído al moribundo maestro.
Éste con su débil aliento balbuceó: siempre mi querido hijo… siempre, siempre he mentido. Dijo, exhalando su último respiro.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario