Segunda parte (Miguel Conde Rodríguez)

Aquella tarde mi abuelo se empeñó en acompañarme a nuestra librería, a pesar de su avanzada edad y su frágil salud. Después de instalarse en su rincón favorito, esbozó una sonrisa y dijo:
– Tomás quiero contarte algo.
Sacó un viejo libro de un cajón, afirmando:
– Esto ha estado en nuestra familia desde siempre.
Me quedé boquiabierto al ver el título: “Andanzas del licenciado Vidriera en las  tierras de Flandes”.
– El licenciado Vidriera existió. Era nuestro antepasado. Cervantes se basó en su vida para escribir sus dos novelas. Solo queda este ejemplar de la segunda parte.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario