Soy el sendero (Patricia Pérez Álvarez)

Al interpelarme sobre mí en su sueño no tuve más que revelarle casi en un arrullo:
“Soy tan antigua como los novecientos mil años de humanidad, soy la humanidad misma. Anido en las almas mortales, son mi razón de ser. Soy la belleza, el optimismo, el desenfreno, la pureza, lo más sublime, la paz, el amor, el éxito, la fe, la amistad, la tolerancia, la tenacidad… el sendero encumbrado mas apacible, el anhelo de pobres y ricos hasta el fin de sus días, la quimera de cazadores de musas, la interrogante de alienistas. Soy lo más preciado, soy Dios, la magia, la luna enamorada en una noche llena, el rostro lozano de una anciana a quien socorren, una desbordante criatura que nace…”
–       ¿Pero, cómo aún así pocos saben definirte?
–       Definen a mis detractores que seducen a sus víctimas portando un disfraz de mí.
–       ¿Cómo puede alguien vivirte?
–       Después de cada paso que des, de cada tropiezo, en cada reto que afrontes, estaré. Cuando te agigantes al ver que tus obstáculos empequeñecen y tus alientos se nutren de tus desalientos, sentirás mi magna presencia. Y si cuando te embarguen estas sensaciones, las  puedes compartir, entonces viviré contigo en la eternidad.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

1 comentario
  1. Genial. Simplemente genial. Espero que muchos sepan quién eres, por qué importas a todos y por qué todos te perseguimos sin cansancio. Genial.

Deja un comentario