Señores y superhéroes ( Jorge Blánquez Santamaría)

La respetaba, la cuidaba, la quería. Me gustaba que viniera a casa. Mamá se reía con él y yo reía con ella.

Me alegré mucho cuando una noche me abrazó muy fuerte y me dijo que se casaba. Me alegré aún más cuando unas Navidades me comunicó que iba a tener un hermanito. La primera vez que la vi llorar después de que papá se marchara. El segundo día de otro nuevo ingreso. Apareció con un disfraz de Superman y desapareció.

Al fin un hermano pequeño a quien proteger y defender con mi capa roja. Un hermano de quien aprender.

Los demás niños se burlaban de su pelo de bucles negros. “¿Y tú de dónde eres?”. Los murmullos y las risas callaron. “¡Yo soy señol!”, contestó. Las carcajadas hablaron. Mi hermano rio. Y siguió riendo los años sucesivos. Agravios y críticas rebotaban en su pecho, su mente hábil volaba entre mañanas de esperanzas, su cuerpo de acero se movía como una gacela y su ser inmortal atravesaba máscaras de vidas olvidadas.

Lo vi ayer. En un reportaje sobre el musical en el que actúa. Después de la cita y revisión con mi médico. Cuando la periodista se dirigió a él, sonrió y matizó: “Señor es mi hermano, señor y superhéroe. Yo soy señol, medio senegalés, medio español”.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario