Siempre tuya (Azucena Martínez Esparza)

No habían sido los mejores días para Apé.
Tampoco para Luis.
Después de tantos años juntos, ahora solo les conectaba el dolor. Un dolor punzante que había comenzado incluso antes de darse cuenta de lo que estaba sucediendo.
Encogido debido a la angustia y febril, apenas podía moverse. Habían pasado pocas horas desde que los síntomas de la ruptura aparecieran, aunque para Apé el proceso había sido lento y cruel. Hacía tiempo que permanecía callada, pero atenta a sus continuos desprecios. Sí, era cierto que últimamente estaba un poco más hinchada, pero los disgustos le estaban pasando factura. Si él no la ignorara… ¡Si él le prestara solo un poco de atención! Nunca fue especialmente cariñoso con ella, pero el verdadero problema estaba en sus nuevos amigos. ¡Ellos! ¡Ellos eran el auténtico problema! Diciendo que si era una inútil, que no había hecho nada por él… ¡Las cosas que había tenido que escuchar!
-¡No sirve para nada y lo sabes!
-Sin ella estarías mejor…

Querido Luis:
Me duele tu indiferencia. Como si no me vieras. Como si no existiera. Pero siempre a tu lado. Estoy harta. Se acabó.
Siempre tuya,
Apé N. Dice

-Habrá que extirpar–dijo el doctor, mientras él gritaba del dolor.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario