Simulacro de vida nº 13 (Marina Rivas García)

Hoy toca ser hijo de carpintero. Nacer en una familia humilde que me quiere, que me adora, que me idolatra, que creería todo lo que digo aunque sea: ¡esto antes era agua! Y crecer, y vivir y tener amigos. Muchos amigos que darían su vida por mí aunque espera, no, me equivoqué al conjugar, más bien darían mi vida por la suya. Y luego la desilusión, el sufrimiento, el caos. Sobre todo lo sentí por mamá. Quise volver a decirles que solo había sido un simulacro. Que la vida es cíclica y simultánea, que todos somos el patán y el capataz, el pobre y el rico, la víctima y el verdugo. Que yo mismo no era la primera vez que vivía y que volvería a vivir de nuevo. Pero no lo entendieron.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario