Sin amor con café

Tomando el café a las 10:15 am en la cafetería “La Belle Dame” de cuya estación era popular por su especial delicadeza, observaba pasar los trenes a través de aquel ventanal ocupado con letras que impedía ver con total claridad, hasta que finalmente me decidí, de una vez por todas decidí escribirle:

<<Cuántos “lo siento” hacen falta para sustituir muchos “no he tenido interés”, cuántas veces hay que fingir siempre con un “siempre bien”. No me gusta vivir ilusionado y morir de realidades, las ataduras conllevan a expectativas, una vez más terminadas en decepciones. Esta vez soy yo el que te dice “lo siento”, lo siento pero soy de los que se toma el café bien caliente y a media mañana, y no frío y a la noche… lo siento porque tu azúcar ya no me endulza y dejé de ser adepto de esa adicción que terminó sabiéndome amarga e insípida, la cual ha perdido todo su sentido, pero sobre todo… esta vez “LO SIENTO POR TI”, he probado otro café>>.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario