Sin palabras (Luis Leonardi)

Acabado el bombardeo, dos cascos azules recorrían las calles en ruinas en busca de heridos. Delante de lo que fuera un imponente edificio, ahora convertido en escombros, estaba aquel niño. No tendría más de diez años, descalzo, con el torso desnudo y la mirada perdida. Uno de los soldados miró detrás, un grupo de médicos les seguían a escasos metros. Levantó el brazo derecho haciendo señas para que acudieran.
El moreno de la piel del pequeño estaba cubierta de polvo y sangre. A su lado yacían algunos cadáveres mutilados. El soldado apreció lágrimas en sus ojos  mientras aferraba la sangrante mano de una mujer. Se acercó, le revolvió el cabello y le dio un trozo de chocolate. Estuvo con él un par de minutos hasta que llegaron los médicos y se unió con su compañero.
—Le duele la injusticia de esta guerra —comentó con lágrimas en los ojos.
—¿No sabía que hablaras árabe? —dijo su compañero sorprendido.
—No, no hablo árabe, hablaron sus ojos.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario