Slurff (Bringston Comecus)

«¿Muerde?» preguntó Slurff a su padre. Éste le devolvió la mirada pero no le sacó de dudas.
Todos estaban allí, rodeando a aquella extraña criatura que acababa de aparecer.Guiados por la curiosidad, los habitantes de Krastporf habían ido colocándose en torno a ella, manteniéndose a una distancia prudencial. No sabían si ese ser era agresivo o si les podía transmitir alguna enfermedad. No parecía comestible y desde luego lo encontraban demasiado repulsivo para adoptarlo como mascota. El viejo ChJkkk ordenó a los soldados que lo sujetaran. En ese momento la criatura comenzó a agitar las  ramificaciones que formaban parte de su cuerpo y a emitir sonidos en una frecuencia que se hacía casi insoportable. El pánico se apoderó de  los testigos, cuyos órganos auditivos no estaban preparados para ese sufrimiento. El propio ChJkkk se encontraba retorciéndose por el dolor. Entonces Varlikkp, el primero de la guardia, logró acercarse al incómodo visitante y lo atravesó con su lanza de blasgmenon. En un instante el ruido había cesado y un líquido desconocido comenzó a brotar del interior de aquél engendro. Slurff nunca olvidaría ese día, fue la primera vez que vio a un humano.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario