El soldado nihilista (Àlex Falgàs Fischer)

Abría paso entre aquella espesura de cementerio que le marcaba la dirección hacia las fauces de una cruenta guerra fúnebre. En el interior del camión los soldados valerosos luchaban contra la tensión de sus nervios, pero uno de ellos se mantenía cruelmente insensible ante los cadáveres que resbalaban por su pupila. Philipp habitaba en la nada, y su pasado desconocido era ceniza, igual que su presente y porvenir. Una sombra de condenado coronaba su cabeza, él conocía el Destino y su vanidad, se sabía procedente de la nada y trayectoria hacia ella, su ambición llevaba siglos sepultada.
Abandonados al frente las armas salpicaban calamidad, los guerreros luchaban heroicos por su patria, por su familia y por ellos, pero Philipp se mantenía estático con su muerte en vida, el polvo y la sangre le eran indiferente. Súbitamente un Dionisio despótico le invadió: con el rifle en ristre y el éxtasis a flor de piel vertió ríos de sangre. Quietud y silencio; Philipp recobro la noción, se hallaba solo ante un paisaje innúmero de muertos. Lo mató todo, sin distinguir en nada. Se tumbó en aquél tétrico lugar y el frío de la noche fatal le abrió el pórtico de la nada eterna.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario