Sombra (Juan Diego Gallego Villegas)

Esta es la historia de un hombre absurdo que detestaba con ahínco a su sombra. La percibía deformada, inadecuada, molesta, vulgar, irregular, inconsistente, inexacta, mal configurada. Por eso, se mantenía lejos de cualquier fuente de luz, permaneciendo así, siempre en las tinieblas. Cuando se veía obligado a ver su sombra por el rabillo inferior de su ojo, retorcía su cuello y doblaba horriblemente su cara. Un hecho muy particular era que el hombre no despreciaba su reflejo, el cual si consideraba como una leal representación física suya. Es bien sabido, que los espejos tienen la tendencia de mostrar una imagen alterada y que jamás muestran a la persona tal como es observada por los demás. El reflejo del hombre absurdo se cansó de esa farsa, y sin meditar mucho en las consecuencias, le prestó su lugar a la sombra quien estaba ansiosa por obtener venganza. Un día cualquiera el hombre absurdo se encontró de frente en el espejo con su sombra y gritó de horror al comprobar la verdadera esencia de su fealdad arraigada.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario