Sonríe (Koshka)

Madrid, 2025

Vagamos, mi amiga V. y yo, por los insulsos pasillos del enorme Carrefour Express en que se ha convertido Malasaña. Todo él secciones especializadas: drogadictos, celiacos, veganos… V. se detiene en esta última. Hace poco se ha convertido al veganismo y le está costando. Elige un vino vegano, Via Romana, uva mencía. Me explica que lo clarifican con guisantes y no con clara de huevo. Luego escoge unos berberechos, la miro extrañada, comenta que, según diversas investigaciones, son seres que no sienten; sonríe. Ni una verdura y un mencía con berberechos, bueno.

Nos contamos nuestras cuitas emocionales, mientras hacemos la compra para la cena. Le digo que no creo en las relaciones, que ya no siento nada, que me estoy convirtiendo en un corcho. Me mira y sonríe. Pasamos por la sección de cuchillos y se detiene de improviso, compra un Yanagiba (con hoja de considerables dimensiones, perfecta para filetear), la miro y sonríe de nuevo. Qué agradable es, siempre sonriente.

Al llegar a casa, le pregunto si solo berberechos y vino no será poca cena. Me dice contenta que no, que falta el plato principal.

Me mira —golosa— y sonríe.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario