Sorpresa (Ricardo Silva)

La última fiesta de fin de año que recuerdo vívidamente es la del 31 de Diciembre de 1999. Al otro día me despertó Antú maullando de hambre al costado de mi cama. Estaba muy oscuro y pensé que aún no había amanecido. Encendí la luz pero todo seguía tan negro como antes; bajé de la cama y a tientas me dirigí hacia la puerta que da hacia el patio. Noté que el calor del sol invadía mi cuerpo: la puerta estaba abierta y yo, completamente ciego.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario