Sortilegio (Antonio Javier)

Suelo perderme todos los días en el bosque.

En la primera búsqueda, me tomaron por lo que parezco: un viejo inútil y desvalido. En las  siguientes, se burlaron de mí y me despreciaron. Algunos me tomaban por loco que deliraba. Quizá actuaban así porque les grité que, mientras escuchaba los árboles, podía imaginar gigantes colmenas habitadas,  que veía pájaros de metal y serpientes plateadas pilotadas por hombres. Al margen de las visiones, desconocen que poseo la respuesta a las gélidas noches de invierno.

Tras treinta amaneceres, exasperados por mi rutina y mis gritos, decidieron abandonarme en una caverna. Uso el fuego, pinto cacerías, trazo petroglifos y calco mi mano en las paredes. En mi último paseo, traspasé el tiempo, y en sueños intuyo ojos ávidos, muy lejanos, que se preguntarán por la magia antigua del bosque.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario