Sosiego (JEspinar)

Ya tenía todo listo para el viaje: maleta, pasaporte, billetes y folletos que prometían múltiples  aventuras. Cerré el gas, bajé las persianas, desconecté el teléfono, desenchufé la televisión.  De súbito…, una paz infinita inundó la casa. Apenas se oían levemente familiares los ruidos de la calle; me acometió una ola de calma luminosa. Apagué el móvil. Durante una semana navegué por mis recuerdos y dialogué con los callados amigos de los libros del salón. Retorné a mí mismo resplandeciente de sosiego.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario