Yo, mi suerte (Victoria Úrsula Ramírez)

Al fin y al cabo todo dependía siempre de un hilo.
Ella solía decir que la suerte va ligada a uno mismo según las ganas de vivir que se tengan. Muchas veces y la mayoría de ellas daba pasos en falso, aprendiendo de cada tropiezo que a veces la impedían continuar, sintiéndose la chica menos afortunada del mundo. Otras sólo sabía soltar el aire contenido en los pulmones y volver a sonreír, como si fuera su primera vez.

-Continúa-. Se decía. -Continúa hasta donde tú sabes que puedes llegar, por ti, por lo que eres, en lo que crees y por tus sueños. Por que tú eres tu propia suerte.

Y así era.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario