Supernova (Ernesto Ortega)

Hace una noche estupenda y no puedo dormir. Salgo a la terraza a mirar las estrellas, como cuando todavía éramos adolescentes, como cuando íbamos al parque a meternos mano y a viajar a planetas desconocidos. Después nos quedábamos tumbados sobre la hierba observando el cielo, buscando una estrella fugaz a la que confiar nuestra felicidad. Pero los deseos no siempre se cumplen y las estrellas están a años luz de nosotros. Parpadean y, sin embargo, puede que ya no existan, que se hayan apagado, extinguido, desintegrado. ¿Ves esa supernova? Esa que todavía brilla en la constelación de Andrómeda, ¿sabías que hace siglos que desapareció?, ¿que en su lugar ahora solo hay un agujero negro? Como tú, que cada vez que me despierto tengo la impresión de que todavía sigues aquí, sentada en el borde de la cama, leyendo una revista, pintándote las uñas, acariciando al gato.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario