Surcando el mar (Naia Ugarte Iriarte)

Ojalá tu decisión más difícil fuera qué hacer un fin de semana, qué carrera estudiar o qué ropa elegir cada mañana. Ojalá tu mayor miedo fuera que te vieran poco atractivo. Ojalá tu mayor preocupación fuese acostarte temprano para madrugar al día siguiente o que tu prenda favorita no pasase de moda.
Un día me levanté decidida a llevar a cabo la tarea por la que había venido al mundo y comencé a alimentarme de todos esos “ojalá” hasta tal extremo que vivía para verlos cumplidos. Me levanté a pesar de saber que no volvería a descansar tranquila y desgasté las yemas de mis dedos trabajando. Me levanté sabiendo que llegaste a mirar tu piel deseando arrancarle a tiras el color para parecerte a los que, según habías oído, podían acudir a la escuela. Me levanté aún sabiendo que te avergonzarían los rumores de mi paradero cuando no volviera a casa hasta la madrugada.
Me levanté decidida a combatir esas angustias y transformarlas en el billete de avión hacia un futuro mejor; tu futuro, porque aunque las fuerzas me abandonarán de manera inminente todavía conservo la esperanza de llegar a ser tu fuerza, hijo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario