Suspendido (Luis Eduardo Méndez Morcillo)

Un solo hombre que construye templos bajo la tierra cavando con sus propias manos, templos en cuevas en penumbra, sin guerreros esculpidos que los protejan, tumbas grises de piedra donde no hay nada sagrado, un solo hombre aislado, suspendido, que cava de día y de noche en el reino donde siempre es de noche, un hombre obsesionado con dar vida a la roca en húmedas galerías subterráneas donde no tiene que dar explicaciones a nadie, donde no hay nada a lo que rezar, escasas piedras preciosas, preciosos minerales brillan intermitentemente con un negro fulgor.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario