Te perdono y lo siento (Paula Tobías)

Perfección es una palabra muy fuerte, difícil y casi inalcanzable. Sin embargo, me atrevía a usarla contigo.

Desde el día en que te conocí, supe que ibas a cambiarlo todo de forma que nadie lo había hecho antes, y no me faltó razón. Idílico era el nombre que empleaba para describir lo nuestro. Nuestras noches, nuestras conversaciones, nuestra forma de cuidarnos, nuestras revoluciones, nuestros secretos, nuestra libertad. Nuestra confianza.

Ojala fueses consciente de como cogí lo que me quedaba de alma y lo puse tranquila en tus manos sin que apenas te dieses cuenta, pensando que eras la forma de recuperar lo que perdí años atrás.

No comprendo por qué me condené a mi misma de esa forma, qué me hizo pensar que esta vez saldría bien, qué tenías (o tienes, yo qué sé) que hizo saltarme mis propias reglas y arriesgar aquello que guardo bajo llave desde hace tiempo.

¿Por qué lo hiciste?, ¿Por el simple hecho de que podías?

En realidad, esa habría sido mejor respuesta que ese “no lo sé”.

Pero a pesar de todo, una parte de mí no quiere reducirnos a recuerdos todavía. Mi razón y mi alma no llegan a un acuerdo y es por eso que a veces te odio y a ratos te quiero. Te perdono y lo siento.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario