Muy temprano esa mañana (Vicente Montemayor Cantú)

Muy temprano esa mañana una explosión de luz blanca y radiante iluminó el cielo. Martha encendió la estufa para preparar el desayuno y guiada por una fuerza incontrolable puso la mano en el fuego. Raúl entró al baño, tomó la vieja navaja de rasurar y sin pensarlo se rebanó la garganta. Laura se aprestaba a zurcir un vestido, cogió las tijeras y con la mirada perdida se las hundió en el vientre. Ignacio, que ya iba rumbo a su oficina, escogió el árbol más grande para estrellar su auto. Muy temprano, esa mañana… la invasión había comenzado.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario