Tenía una duda (Luis Humberto Russo)

Tenía una duda, entonces le dije: papá, tengo una duda.
-Preguntale a tu madre me respondió sin dejar de escribir y mirar la pantalla de su computadora.
-Mamá tengo una duda.
-Preguntale a tu padre respondió ella.
– Papá me dijo que te pregunte a vos.
-Entonces preguntale a tu maestra.
-Maestra, tengo una duda.
– Si es sobre matemáticas, física u otra, anda a consultar al gabinete especifico…

Al poco tiempo, viajando en el auto todos juntos, mamá me pregunta:
-Querida ¿solucionaste ese problema que tenias?
-Cual ¿el de la duda?
-Sí, ese, respondió papá ¿la resolviste?
-Si.
– ¡Que bien! ¿cual era la duda?
– Dudaba si los adultos sabían resolver sus dudas y otras cuestiones.
-Y ahora ¿lo sabes?
– Si.
-Dinos ¿como resolvemos los adultos las dudas y demás cuestiones?
– Preguntales a los abuelos.
Y sin agregar palabra pensé: ahora sí soy adulta. Y no tengo dudas, “todos necesitamos que los demás estén bien educados”, lo demás, lo demás es puro cuento.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario