Teoría de la Curiosidad de Einstein (Cé)

Albert, cansado de verlas pasar una y mil veces mil como si nada, las detuvo y tomo aire:
-¿A dónde vais? -le preguntó a las horas.
-No entendemos -respondieron ellas.
-Olvidadlo, es solo curiosidad -dijo Albert fascinado-, porque nunca dejáis de pasar por aquí, y uno se pregunta adónde vais.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario