Tic Tac (Yaiza)

La luna aullaba a los lobos que ya no tenían voz,
El viento respiraba en jardines de malvas.
Los suspiros largos de quien se miraba a los ojos en un espejo por la mañana resumían un discurso sobre el entierro de sus sueños.
Las palabras en un bar a media noche que dejaban sin potestad a la sinceridad.
Todo esto hacía que el tiempo se burlara de nuestras horas, mientras se divertía creando dunas en esa tersa piel, dunas de haber pasado los años, de haber sido, de haber luchado por todo menos por aquello por lo que merecía la pena vivir.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

1 comentario
  1. Estamos ante una gran escritora. Con su juego de palabras te sumerge en un mundo de sensibilidad , fortaleza y superación.

Deja un comentario