Tiempo de exilio (Álvaro Santos)

Todo parece cambiado. Los corazones vibran en las calles. Hombres y mujeres abanderan ideales conjuntamente y las plazas rugen en proclamas de futuro alentador.
Entonces la ve. Guapa, preciosa, como siempre. Durante años un recuerdo y ahora realidad. Cuerpo que tiembla ante el paso decidido de una mujer que amó hace mucho tiempo. Miradas heridas de nostalgia se unen en un abrazo que detiene el tiempo.
Pasean por el Bulevar. Las terrazas están llenas de gente. La música acaricia el aire. Ha pasado tanto tiempo que los nervios de eterno enamorado pueden con él. Ella le coge la mano. La sostiene fuerte. Mujer decidida, rebosante de libertad.
Noche de amor furioso. De tiempo recuperado. De primavera que nace en una ciudad vibrante y excitada.
Pasa el tiempo. Verano de muerte. País que se rompe. Años maravillosos de esplendor en la hierba que se secan ante la barbarie. Cultura quemada y poesía que muere enterrada en los tristes barrancos de la patria.
Hijo en ciernes y guerra que clama. Cartas cubiertas de barro la única comunicación de una pareja que se ama.
Años de barbarie. De paseos en la madrugada. De llanto y nanas que no curan el hambre.
Tiempo de exilio. De poetas que sangran.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario