Colores del iris (Inma Astorga Robles)

Desde la boca se me derrama todo el amor con el que me alimentaste como a un lactante que aún no puede ver con nitidez. Se me clava en la garganta y lo escupo sin saber si es néctar o hiel.
Otra vez delante del túnel ante el cual todos escarban y se entierran para evitar pasar, donde crujen todas las almas desdobladas tambaleándose desde el techo como murciélagos dormidos. Aquí solo hay oscuridad y no sé si cada vez hace más frío o es el contraste de mi piel desnuda sin tu abrigo.
¿Es que no debería dejar nunca más que mis venas se tiñan de rojo?luego acaban rompiéndose,salpicándolo todo.¡Pero es tan brillante el cosquilleo de la sangre!,¡es tan inmenso volver a embadurnarse de recién parido!.
Amar y dejar de amar es solo un vaivén de espigas plateadas en noches de luna.
Mis manos se alzan bailando delante de mis ojos, para no dejarme ver cómo pasas delante del mismo fondo en otro plano. O soy yo la que se ha desplazado,dentro de un cubo que se estrecha cada vez más.Como una hermosa canción que va llegando a su fin.
Para despertarnos un día abriendo los ojos con otro color de iris.
¿Quién sabe?quizás en la próxima encontremos alguna combinación entre nuestras mutaciones de tonos

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario