Tormento Infinito (Mercedes Gutiérrez Iglesias)

El tiempo siguió pasando tercamente y la perspectiva de los días ya no era la misma. El camino se desdobló en dos y por el que elegí seguir parece no tener ningún atisbo de lucidez.
Jamás había visto en las cunetas rosas tan abominables, aromas tan extraños y espinas tan largas. Cada paso parece ser más nocivo que el anterior hasta el punto en el que estoy segura que ya no soy un cuerpo caminando sobre él, sino una simple fragancia emancipada de cualquier tipo de hechizo sublime.
Aún así, descanso en paz mientras camino. Escucho las hondas voces de mi interior donde colecciono monstruos de todo tipo. Clavo mis ojos en tu ciencia exacta  y me es imposible llorar. Ya soy parte de este camino desigual con dirección al tormento infinito, ya solo me queda reír y hacer espacio entre mi locura para seguir viéndote nadar en mi cabeza y salpicarme.
Siempre hace calor, siempre me enjuago la boca con el café frío del recuerdo y después tarareo perdidas canciones de amor y relámpagos hasta convertirme de nuevo en el polvo desnudo de las horas

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario