Tránsito (Ximo Raga)

Tardó un momento en despedirse. Ya no había vuelta atrás. Nunca la había. Ella no quería irse como el que dice adiós a una vida, sino como el que contempla su tránsito a otra mejor. ¿Por qué ahora todo carecía de sentido? Su piel, siempre tan tersa y brillante, había comenzado a cuartearse, tomando una fea tonalidad marrón, además se sentía débil y quebradiza, apenas podía doblarse. Todo estaba sucediendo igual que en aquellas tristes historias que tantas veces oyó contar y que ella se negaba a creer. Sus hermanas se removieron hacia otro lado, evitando mirarla. Sabían que tarde o temprano ellas tendrían que seguir ese mismo camino. Estaba asustada y tenía frío, pronto llegaría el invierno. Tensó su cuerpo, se balanceó para coger impulso y saltó. Una ráfaga de viento, la elevó hacía las alturas. Ya en el suelo, más tranquila.
Su madre, la Tierra, la arropó y le habló con ternura. Le dijo que la quería, que ya llevaba un tiempo esperándola. Entonces comprendió, que nada acaba, sino que un instante antes, todo vuelve a empezar. Y un poco, solo un poco antes de quedarse dormida, fue feliz.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario