El tren de la incertidumbre (Tania)

Aquel doble pitido cerró la puerta del tren tras él, algunos de los pasajeros continuaban ensimismados en sus rutinarias actividades, pero para los ojos de otros, el hombre que acababa de subir al vagón no pasaba desapercibido. Sus ropajes raídos desprendían un olor peculiar, y aquella barba amarillenta alojaba incertidumbre, entre otras cosas. No se podía distinguir si su cara era lánguida o de si aquella abrumadora barba la enterraba. Su pelo apelmazado y blanquecino dejaba entre ver el cuero cabelludo,y el poco espacio libre lo llenaban esas pronunciadas ojeras. Esa era su apariencia, pero aunque cada uno sacaba sus conjeturas, nadie podía entrar en su cabeza, en sus pensamientos solo había pesadumbre, tenía que encontrar la manera de llevarse al estómago algo más que los restos interdentales de su última comida. Alimentarse del humo que ingería tras rebuscar entre las colillas de tabaco le estaba consumiendo.
Ahora no podía echarse atrás y volver a comer aire, el aire que no tenía fuerzas para respirar. Introdujo la mano en su bolsillo, el tacto de la navaja era frío, pero hacía mucho tiempo que nada podía superar su frialdad y la del iceberg en el que estaba inmersa su vida

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario